Predicación: Obedecer y Prestar Atención *Desafío Para Obedecer, ¡Obedecer A Dios Sobre Todo!

Obedecer y Prestar Atención

Desafío Para Obedecer, ¡Obedecer A Dios Sobre Todo!

Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros. 1 Samuel 15:22 (RVR60)

En esta mañana el Espíritu Santo nos desafía a una vida de obediencia.

La obediencia es lo que el Señor siempre busca de cada uno de nosotros.

Esto lo vemos desde el jardín de edén, ¡hasta el día de hoy! Este a sido el desafío del hombre desde los principios de la creación…

La desobediencia tiene grave consecuencias, miremos Adan…

Romanos 5:19 (RVR60) — 19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.

La obediencia de Jesus…

Filipenses 2:8 (RVR60) — 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Hebreos 5:8 (RVR60) — 8 Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

Aun Jesus el hijo de Dios… Dios hombre tuvo que aprender la obediencia, el proceso.

Para todo hombre hay un camino de obediencia que tendremos que seguir, duras lecciones y desafiantes experiencias… ¿obedecer o no obedecer?

El libro de los hechos, los primeros creyentes… ¿tenían que decidir entre obedecer sufrir?

Hechos 5:29 (RVR60) — 29 Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.

Hechos 5:40–42 (RVR60) — 40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. 41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

En Saúl vemos las graves consecuencias, y un cambio completo de destino, y planes por la falta de obediencia…

El era el escogido y termino el descalificado… me recuerda que bellos inicios tenemos en Dios… cuanto no deseábamos agradarle, obedecerle y amarle, y ¿ahora?

Saúl tuvo esta experiencia, comenzó bien…

1 Samuel 9:15–17 (RVR60) — 15 Y un día antes que Saúl viniese, Jehová había revelado al oído de Samuel, diciendo: 16 Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí. 17 Y luego que Samuel vio a Saúl, Jehová le dijo: He aquí éste es el varón del cual te hablé; éste gobernará a mi pueblo.

Dios lo levanto… lo escogió… el lo fue a buscar… un hombre mortal, un hombre que no calificaba… pero Dios lo escogió.

1 Samuel 9:21 (RVR60) — 21 Saúl respondió y dijo: ¿No soy yo hijo de Benjamín, de la más pequeña de las tribus de Israel? Y mi familia ¿no es la más pequeña de todas las familias de la tribu de Benjamín? ¿Por qué, pues, me has dicho cosa semejante?

Dios lo unge, que precioso momento… su destino es revelado…

1 Samuel 10:1 (RVR60) — 1 Tomando entonces Samuel una redoma de aceite, la derramó sobre su cabeza, y lo besó, y le dijo: ¿No te ha ungido Jehová por príncipe sobre su pueblo Israel?

Dios le mudo el corazón…

1 Samuel 10:9 (RVR60) — 9 Aconteció luego, que al volver él la espalda para apartarse de Samuel, le mudó Dios su corazón; y todas estas señales acontecieron en aquel día.

Pero luego vemos que un cambio en la conducta de Saúl requería un cambio correspondiente en los planes y propósitos de Dios para él. Para ser fiel a Sus atributos, Dios tiene que bendecir la obediencia y castigar la desobediencia.

Nomas miremos Deuteronomio 28:1-68

Entonces que aprendemos de la lección de Saúl en su desobediencia… un hombre que comenzó bien, pero termino mal… mucha potencial, carisma, talento… ¡pero poca obediencia!

La desobediencia es algo que le pesa mucho en el corazón de Dios

El corazón de Dios estaba roto por la desobediencia de Saúl. El hombre que había iniciado humilde y sujeto a Dios eventualmente tomó su propio camino en desobediencia.

1 Samuel 15:11 (RVR60) — 11 Me pesa haber puesto por rey a Saúl, porque se ha vuelto de en pos de mí, y no ha cumplido mis palabras. Y se apesadumbró Samuel, y clamó a Jehová toda aquella noche.

Dios sentía una tristeza profunda porque su rey era tan rebelde como los monarcas de las otras naciones.

Por esa razón no podía seguir usándolo como instrumento para gobernar a su pueblo.

Y ni se mocione la tristeza del corazón de aquellos que en verdad se interesan por uno…

El profeta

1 Samuel 15:35 (RVR60) — 35 Y nunca después vio Samuel a Saúl en toda su vida; y Samuel lloraba a Saúl; y Jehová se arrepentía de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel.

1 Samuel 16:1 (RVR60) — 1 Dijo Jehová a Samuel: ¿Hasta cuándo llorarás a Saúl, habiéndolo yo desechado para que no reine sobre Israel? Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey.

Le pesa mucho a Dios nuestra desobediencia… por lo grave que es…

1 Samuel 15:23 (RVR60) — 23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey.

La desobediencia nos aleja de Dios, ya no hay intimidad y comunión.

Tres veces cuando Saúl se dirigió a Samuel, se refirió a Jehová como “tu Dios” (vv. 15, 21, 30) en vez de “mi Dios”. ¿Qué había pasado con Saúl? Parece que había abandonado su fe personal en el Señor, pero sin perder la apariencia de piedad (v. 31).

1 Samuel 15:15 (RVR60) — 15 Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos.

1 Samuel 15:21 (RVR60) — 21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal.

1 Samuel 15:31 (RVR60) — 31 Y volvió Samuel tras Saúl, y adoró Saúl a Jehová.

1 Samuel 15:15 (RVR60) — 15 Y Saúl respondió: De Amalec los han traído; porque el pueblo perdonó lo mejor de las ovejas y de las vacas, para sacrificarlas a Jehová tu Dios, pero lo demás lo destruimos.

Y aleja a las mejores personas, aquellos que Dios puso para que cumpliremos nuestro destino.

1 Samuel 15:35 (RVR60) — 35 Y nunca después vio Samuel a Saúl en toda su vida; y Samuel lloraba a Saúl; y Jehová se arrepentía de haber puesto a Saúl por rey sobre Israel.

La desobediencia es segada por el orgullo, ¡olvidándonos de donde Dios nos saco!

el mismo hombre humilde que alguna vez tuvo una opinión humilde de sí mismo, y que alguna vez se escondió entre el equipaje por timidez… Dios lo tuvo que descubrir, y esto después de ser ungido como Rey.

1 Samuel 10:21–22 (RVR60) — 21 E hizo llegar la tribu de Benjamín por sus familias, y fue tomada la familia de Matri; y de ella fue tomado Saúl hijo de Cis. Y le buscaron, pero no fue hallado. 22 Preguntaron, pues, otra vez a Jehová si aún no había venido allí aquel varón. Y respondió Jehová: He aquí que él está escondido entre el bagaje.

Los años, las victorias militares, y el prestigio del trono de Israel revelaron el orgullo en el corazón de Saúl.

Saúl no estaba afligido por su pecado. No hay ni la más mínima pizca de culpa ni vergüenza en Saúl, a pesar de que había desobedecido directamente a Jehová.

El orgullo no se reconoce, Saúl no miraba su falla, a diferencia de David… porque también desobedecería a Dios, la diferencia entre él y Saúl era enorme.

David sintió la culpa y la vergüenza que uno debe sentir cuando peca. Todo lo que toma es leer el Salmo 51.

Saúl no la sintió. Su conciencia estaba muerta a la vergüenza y su corazón estaba muerto a Dios.

El corazón de Saúl estaba tan muerto que podía desobedecer directamente a Dios y todavía levantarse un monumento en la ocasión.

En igual de reconocer su falta y arrepentirse… levanta un monumento.

1 Samuel 15:12 (RVR60) — 12 Madrugó luego Samuel para ir a encontrar a Saúl por la mañana; y fue dado aviso a Samuel, diciendo: Saúl ha venido a Carmel, y he aquí se levantó un monumento, y dio la vuelta, y pasó adelante y descendió a Gilgal.

Su monumento era su gloria… su ego, su arrogancia. El monumento que el levanto, “columna” era para celebrar su hazaña, victoria.

Cuentos veces debemos estar humillándonos, en igual de estar levantado monumentos en nuestras vidas…

Samuel tuvo que recordarle esto a Saúl… recuerda quien fue el que te dio el trono, y para que te lo dio.

1 Samuel 15:17 (RVR60) — 17 Y dijo Samuel: Aunque eras pequeño en tus propios ojos, ¿no has sido hecho jefe de las tribus de Israel, y Jehová te ha ungido por rey sobre Israel?

La obediencia parcial, ¡es desobediencia total!

1 Samuel 15:19–21 (RVR60) — 19 ¿Por qué, pues, no has oído la voz de Jehová, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Jehová? 20 Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. 21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal.

En los ojos de Saúl el estaba bien…

1 Samuel 15:13–14 (RVR60) — 13 Vino, pues, Samuel a Saúl, y Saúl le dijo: Bendito seas tú de Jehová; yo he cumplido la palabra de Jehová. 14 Samuel entonces dijo: ¿Pues qué balido de ovejas y bramido de vacas es este que yo oigo con mis oídos?

Cuando Samuel se acercó a Saúl, el rey le mintió y le dijo que había obedecido la Palabra de Dios. En ese momento los pecados de Saúl lo alcanzaron, porque los animales empezaron a hacer ruido.

Gálatas 6:7 (RVR60) — 7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

La obediencia parcial, culpa a otros cuando las cosas van mal se justifica… yo no fui, fue el pueblo.

1 Samuel 15:21 (RVR60) — 21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal.

La desobediencia nos roba el descernimiento y la claridad espiritual.

1 Samuel 15:19–21 (RVR60) — 19 ¿Por qué, pues, no has oído la voz de Jehová, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Jehová? 20 Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. 21 Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal.

En esta vida podemos hacer muchas cosas que parezcan bien frente a nuestros propios ojos, ¡y al fin del día estar en desobediencia delante del Señor!

Vemos que Saúl estaba constantemente ajustando los mandamientos del Señor, haciendo lo que le parecía mejor en vez de lo que Dios había dicho que era lo mejor.

Nosotros podemos caer en el error de estar haciendo todo lo externo, sin obedecer a Dios en lo interno…

Una vida cristiana de labios, pero nuestro corazón lejos…

Mateo 15:7–8 (RVR60) — 7 Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, cuando dijo: 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí.

Estar haciendo el movimiento, pero sin corazón, una religión, sin relación. Una obligación, sin pasión, un compromiso sin amor.

Salmos 40:6 (RVR60) — 6 Sacrificio y ofrenda no te agrada; Has abierto mis oídos; Holocausto y expiación no has demandado.

Salmos 40:8 (RVR60) — 8 El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado, Y tu ley está en medio de mi corazón.

A los fariseos esto era la verdad que jesus les tuvo que enfrentar…

Marcos 12:33 (RVR60) — 33 y el amarle con todo el corazón, con todo el entendimiento, con toda el alma, y con todas las fuerzas, y amar al prójimo como a uno mismo, es más que todos los holocaustos y sacrificios.

Cuando estamos en estas condiciones no vemos las serias consecuencias… hasta el día que abrimos nuestros ojos y vemos el resultado…

¿entonces lo que Dios busca es tener obediencia de corazón… y lo demás le agradara.

Después de una gran caída, David reconoció esto…

Salmos 51:16–17 (RVR60) — 16 Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. 17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.

No dejar el altar de adoración, es adorar correctamente en obediencia a Dios…

Salmos 51:19 (RVR60) — 19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia, El holocausto u ofrenda del todo quemada; Entonces ofrecerán becerros sobre tu altar.

Pon en orden lo que Dios a ordenado…no te vuelvas insensible, sin descernimiento a lo que Dios te llamo hacer… solo obedece.

1 Samuel 15:18 (RVR60) — 18 Y Jehová te envió en misión y dijo: Ve, destruye a los pecadores de Amalec, y hazles guerra hasta que los acabes.

La desobediencia altera de una manera drástica y en ocasiones permanente el plan de Dios sobre la vida de uno.

Esta palabra “me pesa” cuando se aplica a Dios indica un cambio de dispensación con respecto a los instrumentos que el usa.

Dispensación es un período de tiempo durante el cual el hombre es probado con respecto a la obediencia en alguna revelación específica de la voluntad de Dios.

1 Samuel 15:26–28 (RVR60) — 26 Y Samuel respondió a Saúl: No volveré contigo; porque desechaste la palabra de Jehová, y Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel. 27 Y volviéndose Samuel para irse, él se asió de la punta de su manto, y éste se rasgó. 28 Entonces Samuel le dijo: Jehová ha rasgado hoy de ti el reino de Israel, y lo ha dado a un prójimo tuyo mejor que tú.

1 Samuel 15:29 (RVR60) — 29 Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta.

Se cambio el divino plan de Saúl… a David.

Cuidad el plan puede cambiar, no somos indispensables.

2 Juan 8 (RVR60) — 8 Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. 

Apocalipsis 3:11 (RVR60) — 11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 

Recuerda a Esaú…

Génesis 25:32–34 (RVR60) — 32 Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. 34 Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.

Para Esau, ya no hubo otra oportunidad…

Hebreos 12:16–17 (RVR60) — 16 no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.17 Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

Si nosotros no obedecemos, ¡Dios buscara alguien mas que le obedezca!

El obedecer significaba… cumplir la palabra y la voluntad de Dios…

Deuteronomio 25:17–19 (RVR60) — 17 Acuérdate de lo que hizo Amalec contigo en el camino, cuando salías de Egipto;18 de cómo te salió al encuentro en el camino, y te desbarató la retaguardia de todos los débiles que iban detrás de ti, cuando tú estabas cansado y trabajado; y no tuvo ningún temor de Dios.19 Por tanto, cuando Jehová tu Dios te dé descanso de todos tus enemigos alrededor, en la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad para que la poseas, borrarás la memoria de Amalec de debajo del cielo; no lo olvides.

Samuel tuvo que ir a ser lo que le correspondía a Saúl hacer…

1 Samuel 15:32–33 (RVR60) — 32 Después dijo Samuel: Traedme a Agag rey de Amalec. Y Agag vino a él alegremente. Y dijo Agag: Ciertamente ya pasó la amargura de la muerte. 33 Y Samuel dijo: Como tu espada dejó a las mujeres sin hijos, así tu madre será sin hijo entre las mujeres. Entonces Samuel cortó en pedazos a Agag delante de Jehová en Gilgal.

1 Samuel 15:28 (RVR60) — 28 Entonces Samuel le dijo: Jehová ha rasgado hoy de ti el reino de Israel, y lo ha dado a un prójimo tuyo mejor que tú.

La voluntad del Altísimo tenía que llevarse a cabo. Por eso, el profeta hizo lo que el rey dejó de hacer.

Que lección para nosotros esta mañana, ¡obediencia, obediencia y obediencia!

Romans 12:1–2 (RVR60) — 1 Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

En estos 90 días de desafío debemos buscar obedecer a Dios sobre todas las cosas.

La obediencia a Dios no es fácil, aun en ocasiones ilógica, ¡pero sera la única manera para nosotros experimentar la bendición de Dios en nuestras vidas!

Hoy debemos buscar obedecer y darle a Dios el veredero sacrificio que a el le agrada, “Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría; No quieres holocausto. Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios” (Salmos 51:16–17).

Oremos que nuestras vidas puedan reflejar una obediencia del corazón y no tan solo acciones externas.

Nuestra obediencia será probada…

Salmos 66:10–15 (RVR60) — 10 Porque tú nos probaste, oh Dios; Nos ensayaste como se afina la plata. 11 Nos metiste en la red; Pusiste sobre nuestros lomos pesada carga. 12 Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza; Pasamos por el fuego y por el agua, Y nos sacaste a abundancia. 13 Entraré en tu casa con holocaustos; Te pagaré mis votos, 14 Que pronunciaron mis labios Y habló mi boca, cuando estaba angustiado. 15 Holocaustos de animales engordados te ofreceré, Con sahumerio de carneros; Te ofreceré en sacrificio bueyes y machos cabríos. Selah

Llene La Parte Inferior de esta Pagina, Si Desea Poner Su Comentarios, Testimonio, Pensamientos (Para El Publico, o sea que aparezcan en esta pagina para que otros puedan leer y ser bendecidos)

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s